CLAUSULA SUELO

¿QUIERE ELIMINAR SU CLÁUSULA SUELO SIN COSTE?

¿Qué es la Cláusula Suelo de una hipoteca?

La cláusula suelo es una cláusula que los bancos y cajas pueden incluir en la hipoteca a la hora de su firma y que esconde un tipo de interés mínimo más alto del que le informaron, por lo que el cliente pagará muchos más intereses aunque el Euribor, esté actualmente en mínimos históricos.

Es decir, no permite beneficiarse de la bajada de ese índice, (porcentaje de interés) y, por consiguiente, no permite conseguir un importantísimo ahorro en el pago de la mensualidad de la hipoteca.

 

¿Tengo Cláusula en mi hipoteca?

Se puede observar de dos maneras:

  1. Acudir a la escritura pública de préstamo hipotecario.
  2. Si lleva pagando la misma mensualidad desde hace más de un año

 

¿Qué beneficios tiene eliminar la cláusula suelo?

Los beneficios de la eliminación de la cláusula suelo de un préstamo hipotecario son evidentes: pagar menos en las cuotas mensuales al poderse aprovechar de las bajadas del tipo de interés cuando estas se produzcan, sin que se haya  impuesto un mínimo por el Banco.

La clave para plantear una reclamación judicial, consiste en saber qué supuestos son considerados abusivos

 

¿Puedo reclamar? 

Si, se pueden reclamar.

El Tribunal Supremo ha declarado que las “cláusulas suelo” que hayan sido incluidas en las escrituras de préstamo hipotecario con falta de transparencia se consideran nulas, por tanto inaplicables, y con la obligación por parte del banco de devolver las cantidades que hayan recibido por aplicación de esa cláusula.

  1. La clave para plantear una reclamación judicial, consiste en saber qué supuestos son considerados abusivos:
  2. Si no consta el suelo en el folleto publicitario de la oferta o si está enmascarado. Este supuesto bastaría por sí mismo para plantear la reclamación.
  3. Inexistencia de oferta vinculante. Es el caso más común que justifica una reclamación por cláusula suelo. El banco tiene la obligación de comunicar al cliente la oferta vinculante tres días antes de la firma. Si lo hace fuera de ese plazo, se puede reclamar.
  4. Gancho publicitario. Folletos que anuncian hipotecas a Euribor más un diferencial que luego se negociaba a la baja si el cliente contrataba algún otro producto (seguro, plan de pensiones, etc.). Pero a efectos prácticos, se puede reclamar si al cliente no le explicaron que esta rebaja no sería efectiva en caso de que existiese la cláusula suelo.
  5. Si no hubo simulación de las cuotas a pagar. Todos los clientes deben tener un cuadro con cuotas, capital pendiente e interese abonados.
  6. Si no le ofrecieron otros productos de la entidad sin esa cláusula.
  7. Si no se le advirtió que ese producto podía no ser adecuado para el perfil del cliente.

En nuestro despacho le haremos un estudio responsable de la viabilidad de su procedimiento, y si no ganamos no le cobramos. Nuestro compromiso es nuestro trabajo y nuestra experiencia.

Luchamos para que usted no abone un solo euro, sino el banco quien asuma las costas de nuestros honorarios profesionales. SOLO LE COBRAMOS SI USTED RECUPERA SU DINERO.

Puede consultar si su caso es viable gratis. Ofrecemos cita completamente gratuita y sin compromiso. Y valoramos los intereses que el banco deberá devolverle. 

Si tras el estudio de su hipoteca, entendemos que las posibilidades de éxito son claras, le haremos un contrato donde plasmaremos por escrito las condiciones que le ofrecemos.